ACUPUNTURA vital MADRID

ACUPUNTURA PROFESIONAL

Acupuntura: Síndrome de Ovario Poliquístico

Hola Rubén,

Te escribo para contarte cómo he vivido todo este proceso y cómo la acupuntura me ha ayudado en este largo camino de aprendizaje y sanación.

Con 18 años me diagnosticaron ovario poliquístico. Mis reglas se volvieron muy irregulares y poco abundantes y mi piel estaba cubierta de acné. Me dijeron que nunca podría ovular de manera natural, que mi “problema” no tenía solución, y que cuando quisiera tener hijos tendría necesariamente que someterme a un tratamiento de reproducción asistida.

Pasé 12 años tomando la píldora ininterrumpidamente. Cuando cumplí los 30, una parte de mi se reveló y pensó: ¿Por qué mi cuerpo no va a poder funcionar por si mismo? ¿Por qué no le doy una oportunidad? Dejé de tomar la píldora y el ginecólogo me dijo que si en 3 meses n se volvía a regular, que volviera a tomarla.

Ahí comenzó mi proceso de búsqueda y lectura voraz de todo lo que pudiera ayudarme a recuperar mis ciclos menstruales y “mi ritmo” endógeno.

Tras la lectura del maravilloso libro de la Dra. Northrup “Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer” descubrí que había alternativas, que tenía herramientas que me podían ayudar.

Así contacté contigo y con una ginecóloga experta en homeopatía.

Las sesiones de acupuntura, aunque en un principio me daban miedo por mi pánico  a las agujas, me sentaban de maravilla, salía de allí con energías renovadas. Sentía que algo dentro de mi que llevaba mucho tiempo estancado, comenzaba a “desenquistarse”.

Los cambios de dieta que me aconsejaste me hicieron mucho bien: mis digestiones se hacían menos pesadas, me sentía con más energías, mi piel mejoraba semana a semana.

Mis reglas, tras varios meses de tratamiento, seguían sin venir, pero en general sentía que mi salud física y emocional mejoraba cada mes.

Hubo momentos duros, en los que pensaba que todo aquello no me llevaría a ningún lado, que me estaba engañando a mi misma….

Creo que lo que acabó por dar el empujón definitivo fuel algo que leí en un libro de la Dra. Randine Lewis (experta en Medicina tradicional china y en tratar problemas  de infertilidad) y que fue un mensaje que tú me transmitiste siempre: a veces, en vez de luchar contra un problema y obsesionarnos con “arreglarlo”, es más sano “dejarlo ser”, aceptarlo aprender de él, y asumir una responsabilidad con nosotros mismos de cuidarnos, querernos y hacer lo que esté en nuestra mano , pero aceptar que no podemos controlarlo.

Finalmente, 10 meses después del comienzo del tratamiento homeopático y las sesiones de acupuntura, mi regla volvió vestida de rojo, y desde entonces , cada mes la espero con alegría. Todo este camino ha merecido la pena por lo mucho que he aprendido, me siento bendecida y agradecida por haber recuperado mi naturaleza cíclica y te agradezco de todo corazón lo comprensivo, atento y gran profesional que has sido conmigo desde el principio ¡Me siento más sana que nunca!.

Te mando un fuerte abrazo.  

I.R.

NOTA DEL ACUPUNTOR:

Hacía casi 6 años que no había vuelto a saber nada de esta persona hace poco hablé con ella acababa de tener su segundo hijo. Qué gran alegría!.