Presentacion fetal podálica

Moxibustión para giro de feto en posición de nalgas o presentación fetal podálica.

Se trata de aplicar la
[Moxibustion +] en ciertos puntos de acupuntura para tratar de fomentar el giro del bebe que viene de nalgas. Su principal objetivo es la reducción del número de cesáreas, con todo lo que conlleva este proceso o evitar un parto traumático y complicado para la madre. Es una alternativa segura, indolora y sin alterar el bienestar del feto. Es una técnica sencilla que incluso se puede realizar en casa.

La moxibustión se realiza aplicando calor en ciertos puntos de acupuntura con unos cilindros en forma de puro prensados a base de la planta artemisa vulgaris, y así provocar la rotación del bebe que se encuentra presentado de nalgas.

Se enciende el “puro de moxa “en uno de sus extremos y se aproxima al punto 67 Vejiga (BL 67) (Zhiyin) ubicado en la esquina de la quinta uña del pie, a una distancia de 3 a 4 cm moviéndolo de arriba abajo, de derecha a izquierda o en círculos durante 10´en cada pie. La maniobra se realizara aplicando el calor en el punto hasta que produzca una sensación quemazón, se cambiara entonces de pie y así sucesivamente hasta un total de 20´.

Se suele realizar entre las semanas 32 y 38 de gestación, si el feto es muy grande y no tiene posibilidad de girarse, simplemente no lo hará.

El tratamiento debe realizarse en 3 o 4 ocasiones seguidas, aunque no hay consenso al respecto, máximo 10 días, a criterio del terapeuta en función del desarrollo y la imprescindible supervisión médica.

La mama puede percibir el movimiento del bebe de forma evidente mientras se aplica el calor. Es importante el seguimiento médico para comprobar la posición del bebe mediante ecografía

Los estudios actuales evidencian el efecto beneficioso de la moxibustion para corregir la posición fetal no cefálica pero no se ponen de acuerdo en las explicaciones de las acciones de esta técnica, hay distintas teorías al respecto:

  • La artemisa actuaría produciendo una estimulación sanguínea en la zona pélvica y uterina.
  • Estimula la producción de hormonas maternas, estrógenos placentarios y prostaglandinas que favorecen las contracciones uterinas, lo que a su vez estimula la actividad fetal
  • También se postula que causa un incremento en la activación adrenocortical a través del torrente sanguíneo que incrementa los movimientos fetales y las contracciones uterinas.

Aunque la moxibustion es una alternativa bastante segura, no está exenta de efectos adversos como pueden ser la formación de ampollas si no se aplica bien, en cuyo caso no se volverá a moxar ese punto en concreto, sin embargo si la persona refiere dolor en el bajo vientre, palpitaciones o aumento de los movimientos uterinos dejaremos automáticamente la realización de la técnica y consultaríamos con el médico.


Contraindicaciones:

No se debe aplicar moxibustión en los siguientes casos:

  • Embarazo gemelar.
  • Patología fetal
  • Patología materna
  • Malformaciones uterinas, miomas…
  • Cesárea previa para una posición de nalgas.
  • Amenaza de parto prematuro.
  • Hipertensión arterial.
  • Hemorragias durante el embarazo.
  • Si el grupo sanguíneo de la madre es RH negativo.

La tendencia a naturalizar el parto y evitar medicación en la medida de lo posible e intervenciones que podrían evitarse con el uso de métodos más sencillos y menos agresivos para la mama y él bebe hace de la moxibustion un punto de interés para la OMS, incluyéndola como una posibilidad de tratamiento en los casos de posición podálica, por lo que en la actualidad se están realizando más estudios clínicos controlados.

Existen estudios que sugieren que el uso de moxibustión puede reducir la necesidad de oxitocina. Al combinarla con acupuntura, la moxibustión podría reducir los partos por cesárea; y cuando se la combina con técnicas de manejo postural puede reducir el número de partos con presentaciones no cefálicas.

Los estudios que se han hecho hasta ahora no son concluyentes por su metodología moderada, tamaño de la muestra de pequeño tamaño y la forma de aplicación de del tratamiento fue variable e información limitada.

En otro estudio se comparó la moxibustion con otros métodos, un meta análisis reveló que existía una diferencia significativa a favor de la moxibustion con respecto a la seguridad del método.

Se concluyó que la moxibustión resultó ser un tratamiento efectivo para la corrección de la presentación podal del feto y podría reducir la necesidad de oxitocina en el parto.

La diversidad en los métodos de estudios que se realizan  para demostrar su eficacia hace que no haya un consenso a la hora de hacer conclusiones, en todo caso lo que sí está demostrado es la seguridad de la terapia y aunque los resultados no sean efectivos en un alto porcentaje, se podrían evitar muchas intervenciones de cesáreas.

https://www.cochrane.org/es/CD003928/PREG_version-cefalica-con-moxibustion-para-la-presentacion-podalica
https://journals.sagepub.com/doi/10.1136/acupmed-2014-010696
https://www.hindawi.com/journals/ecam/2013/241027/
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.